30 ene. 2010

Dios, hazme buena, pero no ahora...