29 mar. 2009

No quiero volverme mala y mucho menos, desconfiada. tengo cambios repentinos de humor, llego a casa cuando quiero y soy la dueña de mis fines de semanas. soy la clásica que confunde las medialunas de grasa con las de manteca, soy la que siempre hace lo contrario a lo que dice el cartel de la puerta. Empuja cuando tiene que tirar, tira cuando tiene que empujar. sí, y también malcriada e histérica. ¿no te das cuenta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario