27 may. 2009


Que los otoños son tristes, que las hojas crujen, que mis ojos se llenan de lágrimas, que los sueños se rompen, que las cosas son muy difíciles, que comienza el frío, que no existe compañia, que el tiempo pasa, que las heridas sanan, que otras se abren, que no hay nada mejor que una taza de café caliente en una tarde fría y unas manos cálidas que te esperen, que a veces hay que saber conformarse; pero justamente hoy no puedo conformarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario