11 oct. 2009


Les costaba ponerse de acuerdo, de hecho rara vez estaban de acuerdo. Discutían todo el tiempo y se desafiaban todos los días, pero a pesar de todas las diferencias tenían algo importante en común: ESTABAN LOCOS EL UNO POR EL OTRO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario