14 mar. 2011

Es cierto, el amor te puede hacer olvidar todo lo malo, todo importa poco si esa persona te trata como merecés. Si el amor se va, es como una piña en la cara, fuerte, muy muy fuerte. Te marea. Te da ganas de dejar de creer en el amor. ¿Por qué seremos así no? No nos ponemos bien por haber tenido algo... sino ponernos mal por lo que no tenemos.

¿Alguien recuerda mi voz diciendo "Game Over"?. Esto es así. Es tirar los dados. Ganar. Perder. Volver a empezar el juego. Mirar, conocer a las personas, lo más lento posible, para después ir rápido y reír de placer. Amar más de lo que prometo, no resulta ser algo que me haga durar. Dejar de contruír en donde no hay nada. De todo se aprende. Bien, estoy usando la cabeza. Cuando llega el momento vuelvo a hacer lo mismo, porque soy una maldita enamorada de la vida. No, golpearme no me divierte. Me divierte poder contar lo que viví, tener vida, amar, olvidar, amar, gritar, amar, luchar, buscar otro. amanecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario